Emanuel


Emanuel
Puede lo frágil
Lo pequeño puede
La aparente nada ( el no poder)
puede ser mucho o todo
Desde el llantito bebé
a la última gota de sangre
en el suplicio derramada.
En el cansancio, el dolor,
las tristezas o la fiesta,
en la alegría o la traición
en soledad o compañía
en camino o en casa
del gozo a la agonía
en el día a día,
rostro encarnado
de un Dios
que de tan grande
tuvo el poder
de hacerse
pobre ,torturado,
muy débil y humillado,
Sos para mí y para todos,
hermano de lo humano
la misma piel
la misma sangre
que nos enseñas
con palabra y vida
que Amar
es el único deber
Mi Dios cercano:
Emanuel.           
Dora Giannoni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *